MASAJES RELAJANTES

MASAJES RELAJANTES

Los masajes relajantes son un tipo de tratamiento manual que se aplica en forma firme y progresiva con objeto de descargar la tensión acumulada sobre el cuerpo y calmar la mente.

Ideados originalmente con el propósito de relajar los músculos, los masajes relajantes al igual que otros tratamientos manuales, desarrollan diferentes movimientos técnicos y maniobras armónicas, a efecto de que se estimule físicamente al organismo y surjan en él reacciones benéficas del tipo muscular, biológico, metabólico y hasta psicológico.

El masaje relajante es un procedimiento externo, natural y relajado, sin efectos secundarios, que se aplica por medio de las manos y antebrazos, sin el auxilio de aparatos, pero sí muchas veces con la ayuda de aceites y cremas, música ad hoc, dentro de una atmósfera que invita a la tranquilidad.

A través de los tratamientos relajantes el terapeuta experto valora, a través de la palpación, el grado de tensión psico-física que afecta al paciente y aplica, mediante la presión mecánica de sus manos, la seguridad y confort requeridos.

A diferencia de otro tipo de masaje, como los mecánicos, fisiológicos, preventivos, terapéuticos, estéticos, deportivos, etc., los masajes relajantes están indicados para las personas que experimentan episodios de estrés, en cualesquiera de sus manifestaciones, así como para aquellos que deseen experimentar un estado de bienestar, luego de que la evidencia empírica ha demostrado que recibirlos periódicamente favorece a la salud.

Vistos las más de las veces como la única alternativa al deseo de experimentar un estado de paz frente a las presiones de la vida cotidiana, los masajes relajantes son una poderosa herramienta antiestrés que regala tranquilidad y descanso al ser humano, además de sus conocidos efectos a favor de la circulación, calmar los nervios y despejar la mente.

Aunque aparentemente el masaje relajante no tiene contraindicaciones precisas, es recomendable no recibirlo en caso de edemas, embarazos, intervención quirúrgica reciente, ulceras, quemaduras, procesos inflamatorios, problemas renales y cardiopatias, para lo cual se sugiere visitar primero al médico.

Actualmente existen diferentes escuelas especializadas en la relajación física y emocional del ser humano a través de masajes relajantes, así como múltiples centros terapéuticos. Verifique las credenciales del centro que ofrece sus servicios y cerciórese que la persona que lo aplique sea un fisioterapeuta calificado.