Gluteoplastia de aumento para hombres y mujeres con implantes y grasa

La gluteoplastia de aumento es una operación para realzar los glúteos y mejorar el aspecto de las nalgas. Tiene diferentes precios según el tipo de aumento e implantes necesarios y ofrece resultados antes y después evidentes. 

Es una operación que corrige la depresión de la zona glútea. Los resultados son visibles tanto con ropa como con el cuerpo desnudo. La gluteoplastia modifica la estructura profunda mediante un procedimiento quirúrgico llamada operación de aumento de glúteos.

 

gluteoplastica con implantes

Para llevarla a cabo es necesaria la técnica intramuscular. Esta elimina la flacidez cutánea, el descolgamiento y corrige los glúteos pequeños.

Cómo es con implantes

Para llevarla a cabo el cirujano realiza una incisión pequeña, normalmente menor de 8 cm mediante la cual inserta el implante en el glúteo. La región interglútea posee músculos que la sujetan, en concreto el músculo glúteo mayor que puede ser separado en dos partes para contener cada uno de los implantes. En la zona profunda es donde va, así que la sujeción es perfecta 

Gluteoplastia con inyección de grasa

 Este tipo no necesita implantes ya que se incluye la propia grasa del paciente, es decir, que mediante la extracción previa de zonas donde hay grasa localizada puede tratarse y añadirse en las nalgas.

Los médicos la conocen como gluteoplastia con grasa autóloga aunque muchas veces se hace referencia a ella como lipotransferencia glútea o gluteoplastia con inyección de grasa.

Los efectos y resultados de la gluteoplastia con grasa autóloga son naturales, evitando los problemas derivados de llevar una prótesis en el organismo.